Cuando Dios estableció un modelo de ofrenda a Moisés y a su pueblo, les enseño que la ofrenda que el requería era lo mejor y lo primero de lo que tenían. Dios no pedía las ovejas flacas y feas o lo peor de la cosecha. 

Hoy somos llamados a darle a Dios lo mejor que tenemos. Somos llamados a darle lo mejor por dos razones: 

1.- El es digno de nuestra ofrenda. 

2.- Es una manera física y real de poner a Dios en el primer lugar de nuestras vidas. 

Es fácil dar a Dios lo que nos sobra, porque nos cuesta poco pero la ofrenda que honra a Dios es una ofrenda que requiere sacrificio porque el sacrificio refleja lo que hay en nuestro corazón. Cuando le damos a Dios lo primero y lo mejor, reconocemos la posición y la importancia de Dios nuestras vidas. 

Si te gustaría donar o ofrendar a nuestra Iglesia por favor oprime la opción de OFRENDAR | GIVING

*La forma de donaciones es una pagina segura. Su información de cualquier numero de cuenta o numero de tarjeta no es visible.